Por favor, desactiva el bloqueador de la publicidad

Entiende que la web se mantiene con la publicidad y desde hace años hemos apostado por una publicidad no intrusiva ni molesta. Por favor, añade la web a la whitelist para que podamos seguir manteniendo la web y dando el mejor servicio y contenido.

Por favor, desactiva
X
Ciencia y Tecnología

Escaleras que se convierten en elevadores para sillas de ruedas

1 de diciembre de 2018 |
0

La gente de Sesame Access (el nombre de la empresa es genial) ha creado estos accesos para sillas de ruedas que son todo un ejemplo de integración con el entorno arquitectónico. Fijate por ejemplo en esas escaleras que parecen normales hasta que se abre el elevador para las sillas. Muy útil.

Compartir en las redes sociales

Ayúdanos a que este post llegue a la mayor cantidad de personas. Compártelo haciendo click en el boton que te interese. Gracias!

Te puede interesar, entradas relacionadas:

El Omnicopter es capaz de atrapar una pelota en el aire

El Omnicopter es una especie de drone desarrollado por el Instituto Federal Suizo de Tecnología (ETH) que es capaz de atrap...

Un curioso robot albañil que construye paredes de ladrillo de modo automático

Os presento a SAM100, el primer robot albañil comercializado capaz de fabricar una pared de ladrillos. El robot va a hacer una...

Ahora el robot Atlas de Boston Dynamics corre más que tú

La gente de Boston Dynamics ha publicado un nuevo video de su robot Atlas donde podemos ver como corre el invento este. Lo que nos...

¿Cómo hacer una radiografía a un bebe que no se está quieto?

Este extraño aparato que parece una licuadora extractora de jugos vitales de bebes realmente es una maquina para hacer radi...

Divertidos disfraces de Halloween para tu hijo

A pesar de Halloween es algo mas tipico de los anglosajones lo hemos acabado adoptando en todo el mundo (como tantas cosas). Aqui ...

Pues sí que se parecen estas 15 cosas

A veces podemos encontrar parecidos entre las cosas más absurdas, como por ejemplo Chuck Norris y Vincent van Gogh. Pero oy...