Por favor, desactiva el bloqueador de la publicidad

Entiende que la web se mantiene con la publicidad y desde hace años hemos apostado por una publicidad no intrusiva ni molesta. Por favor, añade la web a la whitelist para que podamos seguir manteniendo la web y dando el mejor servicio y contenido.

Por favor, desactiva
X

Surf Lakes, una gigantesca máquina generadora de olas para hacer surf en Australia

Deportes
27 de octubre de 2018 |
0

Los amantes del surf en Australia que no vivan cerca del mar están de suerte, han construida esta curiosa e impresionante piscina de olas que tiene un aspecto muy a lo Mad Max. El invento es capaz de generar hasta 2.400 olas por hora. La verdad es que el invento es una pasada.

Así funciona esta máquina de generar olas

Vamos a ver a gente surfeando esas olas

Compartir en las redes sociales

Ayúdanos a que este post llegue a la mayor cantidad de personas. Compártelo haciendo click en el boton que te interese. Gracias!

Te puede interesar, entradas relacionadas:

¿En esta payasada se ha convertido el fútbol actual?

Este video está grabado en el partido de ayer entre el Levante y el Real Madrid. Ahora es cuando llegan los fanático...

Zlatan Ibrahimovic expulsado por golpear a un rival y otro momento ridículo en el fútbol

Zlatan Ibrahimovic, actual jugador de los LA Galaxy y siempre polémico fue expulsado hace unos días por abofetear a ...

Vaya golazo desde medio campo

Este joven jugador de fútbol inglés, llamado Joe Payne, marca un golazo impresionante.

La impresionante rutinas de baile acrobática con bicicleta de Nicole Frybortova

Nicole Frybortova es una deportista eslovaca que hace rutinas de baile acrobático con su bicicleta y es realmente buena. No...

Las dificultades de un esquiador venezolano en el campeonato del mundo… Demasiado cómi...

Nos vamos a Lahti (Finlandia), donde tuvo lugar el Campeonato Mundial de esquí nórdico. Allí participa el ven...

Veganza! Un elefante se tira un peo sobre la cabeza de otro

Un elefante que juega en un montículo de arena es empujado por otro para que se vaya. Pero nuestro protagonista no va a dej...